• Clínica Kennedy, Sección Delta, Subsuelo, Consultorio No. 1
  • 04 5114555 / 04 6005365

Titulación de CPAP

¿Qué es la ventilación no invasiva (VNI)?

La ventilación mecánica no invasiva (VMNI) se puede definir como aquel tipo de ventilación en la que no se precisa entrar artificialmente, mediante traqueostomia o intubación endotraqueal, dentro de la vía aérea del paciente más allá de las cuerdas vocales.

¿Cómo utilizaremos la ventilación no invasiva?

La VNI se debe aplicar de forma precoz, debe ser manejada por personal experimentado en la técnica y en unidades donde el paciente pueda estar suficientemente monitorizado.

Objetivos

Los objetivos son aumentar la ventilación alveolar y evitar la intubación endotraqueal, asegurar el confort del paciente, disminuir el trabajo de los músculos respiratorios, conseguir una disminución de la frecuencia respiratoria y aliviar la sensación de disnea (situaciones todas ellas que llevarían a una disminución de la frecuencia cardiaca), y mantener la estabilidad hemodinámica.

¿Cuándo es útil la ventilación no invasiva?

Es útil en los pacientes con edema agudo de pulmón cardiogénico y puede prevenir el fracaso de la extubación en los pacientes con EPOC.

  • Serán necesarios más estudios para valorar los posibles efectos beneficiosos de la ventilación no invasiva en los pacientes con insuficiencia respiratoria aguda hipoxémica. Por el momento, el buen juicio clínico indicará su utilización o no en cada caso.
  • El éxito de la ventilación no invasiva reside en el conocimiento de la técnica por parte de un personal sanitario motivado y suficientemente entrenado.

¿Cuándo utilizaremos la ventilación no invasiva?

  • En casos de IRA (Insuficiencia Respiratoria Aguda) en pacientes inmunodeprimidos o con malignidad hematológica en situaciones de estabilidad hemodinámica y nivel de conciencia suficiente
  • En caso de IRA secundaria a descompensación de la EPOC o edema agudo de pulmón cardiogénico, traumatismo torácico o atelectasia en situaciones de estabilidad hemodinámica y nivel de conciencia suficiente.
  • En caso de IRA hipoxémica secundaria o neumonía de la comunidad o/y SDRA en situación de estabilidad hemodinámica y nivel de conciencia suficiente
  • En la prevención de la IRA tras la extubación en aquellos pacientes con elevado riesgo de desarrollar IRA después de ser extubados por antecedentes de EPOC o por insuficiencia cardiaca previa

Preparación del paciente para ventilación no invasiva

  • Elegir la mascarilla que mejor se le adapte
  • Informarle sobre la técnica
  • Incorporar el cabezal a 45º y acomodarle
  • Proteger con placas hidrocoloides las zonas de presión de la cara
  • Retirar prótesis dentales
  • No es necesario colocar una sonda nasogástrica
  • Sujetar manualmente la máscara y observar la efectividad de la ventilación
  • Colocar el arnés cuando la ventilación sea efectiva, sin retirarnos